miércoles, 8 de septiembre de 2010

CAPÍTULO 9: LAS MENTIROSAS

Capítulo 9: Las mentirosas.

Habían pasado 3 días desde que Airine había hecho ese trato con Alissa e Indiana.
Se suponía que Airine, la próxima vez que apareciera sería con noticias. Era de noche cuando la joven chica había avisado para contarles lo que había pasado. Las tres sentadas alrededor de la mesa donde Alissa comía todos los días:

-Al día siguiente de hablar, fui a casa del señor ese. Era de noche ya y ambos estaban reunidos. Pero toqué al timbre y abrió:

---------------------------------------------------------------------
Apolo permanecía detrás de la puerta mirando en la oscuridad con un solo ojo a Airine:
-¿que quieres niña? ( preguntó Apolo con desagrado)
-¿Hay algún tipo de contraseña para entrar? ( susurrando)
- ¿De que hablas?
- Andy ha entrado aquí y le has dejado pasar de primeras.
Apolo la miró con cara de angustia y entonces soltó un - ¡Joder- y después un – Pasa niña, tenemos que resolver un asunto- . Airine pasó. Todo estaba a oscuras salvo un sitio que parecía estar iluminado. Lo que parecía ser un sótano se extendía por debajo de la casa. Allí se encontraba Andy de espaldas guardando de forma rápida varios mapas y documentos. Andy se dio la vuelta y la vio aparecer a ella bajando las escaleras. Apolo bajó por una rampa que descendía junto a las escaleras. Andy reaccionó de momento:
-¡No! ¡Tu no!. ¿ Como mierda me has encontrado?
- ¿ Que ocurre aquí? ( preguntó Apolo observándose en su único ojo visible un aire de sospecha).
-Esta pesada me persigue a todos lados, eso pasa.
-¿ Como lo sabes? ¡No me has visto ni una vez!
Andy se acercó a ella desafiante.
-¿Que pasa? ¿que te tengo que mirar a los ojos para que veas que se perfectamente que me persigues? ( Le dijo el chico de forma chulesca)
- Andy, ¿por qué te persigue tanta gente? (preguntó Apolo en un tono de burla)
- No, veras; Esto es diferente. Esta chica me persigue solamente por fanatismo, o eso creo. ( Mirándola a ella)
- Le persigo por fanatismo… ( dijo ella de forma rápida)
- Bueno ¿a que has venido? ( preguntó Apolo )
- Andy ha pasado, quería saber que tramaba… Donde esté el quiero estar yo.
- ¿ Como? ( preguntó Andy sorprendido)
- Todo el mundo sabe que quieres escaparte Andy. Solo quiero ayudarte.
- No te preocupes, estoy bien ayudado. ( dijo el chico Sarcásticamente)
-¿ Entonces que tramáis aquí todas las noches? (preguntó ella con un aire de superioridad)
-A ver. (Apolo alzó la voz) Ya no te queda otra opción, ¿lo sabes?.
Andy miró a Apolo extrañado. Se sentía perdido. Apolo le contestó para aliviar su incertidumbre:
-Andy, dime,¿ que es lo que les decimos a la gente que se entromete en nuestros asuntos?
-Uhmm. “ O te unes o callas para siempre”
-Uhh, que terrorífico, ¿que sois?
-Nada que pueda interesarte. ( Dijo Andy)
-Por favor Andy, no estamos tratando bien a esta niña…
-¿ Niña?, por favor. Soy 2 años mayor que el. ( señalando a Andy)
-Perdón.( Dijo Apolo)Bien… Entonces ¿Te unes?... ( Un silencio se cristalizó en el sótano) ¿ O callas para siempre?

Airine se quedó callada durante un momento. Y luego contestó:

-Me uno…
-Bueno… Mañana ven a la misma hora. Pero nadie puede verte. Te explicaremos lo que ocurre.
---------------------------------------------------------------------------
Airine dejó de contarle la historia a Indiana y Alissa durante un momento. Momento que aprovechó Indiana para preguntar:

-Entonces ¿ Fuiste ayer por la noche?
-Si…
-Y te lo explicaron…
-Si…
-¿ Y que traman?
-¡Nada!( dijo Airine sonriente)
-¿que? ( preguntó Indiana extrañada)
-No traman nada… Mirad. Fui a la noche siguiente. Es decir, ayer. Lo único que hacen es captar ondas de radio con un aparato que tiene ese hombre.
-¿Para intentar salir? ( Pregunto Alissa)
-No. Solo para escuchar las noticias de Estados Unidos.
-¿Entonces no traman nada malo?
-Mire, Señora Warhol. Puede que me estén engañando a mí. Pero, ahora mismo estoy en su equipo. Y si voy a ir todas las noches, no creo que tengan tiempo de tramar algo. Acaparo todo su tiempo.
-Y dime…¿Quien es ese hombre?
-No lo se… ( Encogiéndose de hombros)

Alissa se alarmó, creyendo que la joven iba a delatar el nombre de Apolo. Indiana lo conocía y no quería llevarse un fiasco. Sin contar con la que se armaría si se llega a enterar.
-Bueno… Creo que… Deberías seguir yendo a sus reuniones. (Dijo Alissa intentando cambiar de tema) Deberías seguir ganándote su confianza. Confiamos en ti.
-Si, lo seguiré haciendo. Disculpe Señora Warhol. Se que el otro día no di explicaciones de por qué hago esto sin nada a cambio, pero creo que ya es hora de que lo diga; Bien, allá va; Su hijo, digamos que me atrae… Es un buen chico y no me gustaría que le pasara nada. Ale ya lo he dicho.

Indiana Sonrío y contestó:

-Bueno, no te preocupes, ahora que sabemos que no va a cometer ninguna locura puedes estar tranquila.
-Si, pero me gusta estar a su lado…
-No lo veo mal chica, pero no te acostumbres, es muy reservado y un mentiroso también… Bueno, creo que debería irme antes de que llegue a casa y sospeche.

Indiana salio de casa de Alissa. Entonces Alissa aprovechó para conocer mejor a Airine:

-Airine ¿ Quieres una taza de café?
-No, ya me iba… Lo que pasa es que esta mujer se ha ido tan de repente…
- Si, a mi también me ha resultado extraño. Pero es normal. Es su hijo.
-¿ Como es que tomas café a estas horas?
-mmm… el café a estas alturas es lo único que me relaja.
-No comprendo, pero da igual (sonriendo)
-Dime Airine¿ como llegaste a Hades?

Airine cambio la expresión de su rostro, intentado recordar como llegó. Pero no lo olvidaba, solo le costaba recobrar la historia.

-Puff, es complicado ¿sabes? Presencie un asesinato en plenas calles de Detroit. Fue algo espantoso. Solo tenía 16 años. Al parecer el asesino era muy peligroso y estuvo apunto de matarme…

-Dios, es muy triste…Siento habértelo recordado.

-En realidad es mejor, casi se me había olvidado que tengo una vida fuera esperándome.

-¿Y tus padres? ¿Como los engañaron?
-¿Engañarles? No, no los engañaron, ellos saben que estoy aquí…

Lo que la chica acababa de soltar por su boca dejó a Alissa anonadada. ¿Como podía ser que sus padres supieran que ella estaba allí?

-¿Como? ( preguntó Alissa aturdida)
- Mis padres accedieron la proposición de la policía y aceptaron que esto era lo mejor para mí. Esconderme.
-¿Y ellos no vinieron contigo?
- Iba a ser un cantazo… Ellos esconden el secreto de Hades. Digamos que son el tapón de la botella.
-¿Pero no vienen a verte?
- Los primeros meses creía que vendrían a verme pero llevo esperando años. No creo que vengan ya…

Alissa no podía dar crédito a aquello. Cuanta gente fuera de Hades sabría el secreto. ¿Cuanto tendrían que haber pagado esos padres por dejar a su hija allí sola, y por poder mantener el secreto sin peligro aparente?


-----------------------------------------------------------------------
*Había dos cosas que no supe hasta después. La primera es la conversación que tuvieron Apolo y Andy cuando Airine desapareció del sótano de Apolo la primera noche que se presentó allí. Y la segunda, la verdadera versión de lo que pasó entre ellos tres en el sótano la segunda noche que Airine fue a visitarlos. Lo que había contado la chica esa noche fue una mentira. Pero una mentira sin maldad. Seguidamente os relato lo que pasó en ambas situaciones.

SITUACION 1: La conversación entre Apolo y Andy justo después de la marcha de Airine del sótano.

Comenzó a hablar Andy:

-¿ Por que la has dejado que entre?
-Andy, ¿no te has dado ni cuenta?
-¿ De que?
-Esa chica está enamorada de ti…
-¿Y eso es lo importante?
-No, lo importante es que no se si sabes que últimamente está merodeando por aquí mucha gente ¿eso no te hace pensar?
-¿Pensar sobre que?
-Piensa…
-Lo siento, estoy demasiado… no se…
-Alguien ha enviado a esta chica para vigilarnos. ¿ No te das cuenta? El otro día venía Afrodita y resulta que casualmente de pronto viene Airine con aires de amistad. Tu mismo lo has dicho.
-Pero Airine me persigue desde hace ya…
-Pero no lo suficiente como para venir aquí y entregarse totalmente.¿ No crees?
-Puede…
-Andy, no se por qué no lo ves pero está claro. Es una espía…
-Supongo que si. Ahora que lo dices.
-Lo que pasa es que te he desmontado el ego con esto de que no viene a verte a ti…
-No diga tonterías.
-Posiblemente venga también por estar contigo. ¡Gánate su confianza! Hazla sentir bien. Que crea que tu la amas también, pero sin llegar a la adulación. Cuando la tengas en el bote podrás contarle el secreto, por que ya nos pertenecerá. Y seguro que si le pides que te guarde el secreto lo hará.
-Será divertido…pero podemos correr el riesgo de que ella lo cuente.
-Si, pero será un riesgo que debemos correr si o si.




SITUACION 2: Lo que ocurrió de verdad la segunda noche que Airine fue a visitarlos.
Airine llegaba al sótano. Apolo le decía que se sentara con Andy, que tenían que hablar. El de las sillas de ruedas y el parche en el ojo se dirigió hacia una mesa llena de mapas dejando solos a los jóvenes. Hablaba Andy:
-Airine, antes de contarte nuestro plan. Quiero decirte que ayer me comporté como un idiota. Perdóname.
- ¿tu pidiendo perdón? ¿que santo se ha dado la vuelta?
-No, en serio. Quiero que sepas que era una… prueba que tenías que pasar. Para entrar a nuestro club.
- ¿Pero ya estoy dentro no?
-Si, si. Claro… (hubo una pausa) También quiero que sepas algo. Ahora que perteneces completamente a mi equipo, decirte que tu también me pareces especial.
-Ay, lo imaginaba por eso siempre te hacías el duro…
-Siempre he sido muy tímido, y me cuesta expresar mis sentimientos. Pero cuando te noto cerca me pongo my nervioso y eres muy guapa.
-Oh! ( ruborizándose) No me lo esperaba de veras. Es decir. Si, me lo imaginaba pero no que te gustara de forma tan profunda( sorprendida).
-Pues sí. Lo malo es que aquí no podemos estar al cien por cien juntos. Pero cuando la misión se lleve a cabo podremos hablar de todo esto mas tranquilamente.
-Será un placer ayudarte, Andy…
Un silencio se perpetró y después Andy rompió el hielo.
-Bueno, nuestro plan es muy sencillo pero se puede complicar… ( Poniendo mapas de Hades encima de la mesa).Quiero que salgamos de aquí juntos, tu y yo.
-¿De donde?¿de Hades?
-Si. Para siempre. Lo llevaba pensando tiempo.
-¿Y el?( señalando a Apolo)
-Querida niña, Yo voy en silla de ruedas. Yo iré mas tarde. De otra forma.( dijo Apolo enigmáticamente)
-¿Todavía me llamas niña?
-Si ( contestó Apolo riéndose)

Andy interrumpió la conversación.

-Airine. ¿ Estas segura que quieres hacer esto conmigo?
-Si, si claro.
-No debes decírselo a Nadie. Es importante que no lo hagas.
-¿Pero cuando nos vamos?
- Eso todavía no te lo puedo decir… Por el momento nos dedicaremos a otra cosa. Tu te encargarás de reconocer los puntos de Hades donde no hay cámaras. En este mapa lo puedes hacer.

Andy le dio un mapa falso de Hades.

---------------------------------------------------------------------------------


*Como habrán podido observar no teníamos ni Indiana ni yo idea de lo que se estaba forjando allí. Y lo peor es que estábamos siendo engañadas por nuestra propia aliada.

-------------------------------------------------------------------------------


Al día siguiente, en Hades. André y Corinna permanecían sentados, una vez mas en el despacho de Paul. Pero esta vez iba a ser diferente. Corinna hablaba:

-Es muy importante Paul que nos ayudes a encontrarlo. No sabes lo importante que es. ( muy preocupada)

-Sabemos que debe de haber alguna manera. Paul. (dijo André)
-Lo siento, no os puedo ayudar. De verdad.
-Pero, ¿como puede ser eso? ¿ Estamos en un campo de concentración? ¿Nos queréis aislar de todo el resto del mundo? ¿ Tenéis miedo a que pensemos por nosotros mismos? ¿ Que pasa Paul? Confiaba en ti.
-Shh… Corinna. Por favor. Si se enteran que me pedís eso me puede caer una buena. Dejadme que piense…

Paul se dio la vuelta con el sillón giratorio. Su cara de tristeza lo decía todo. Perecía que se iba a poner a llorar. Lo importante es que André y Corinna no se dieran cuenta de su pena. Entonces se dio la vuelta y dijo-Hablad de cualquier otro tema ahora mismo mientras yo os escribo una cosa- La cara de Paul lo decía todo así que André comenzó a hablar sintiendose complice de lo que iba a hacer Paul:

-Entonces Paul. ¿ Como es que se rumorea que van a abrir nuevas salas de reunión en la sala común?, Sería curioso ¿no?.Muchas salas para poca gente. Deberíais cambiar un poco la organización de la sala común. Ofrecer cosas nuevas. Para atraer mas a los ciudadanos…

Paul escribía rápidamente en una nota algo. Entonces disimuladamente se la pasó a Corinna.

Justo en ese momento. En la sala de las cámaras había una pantalla donde se veía todo lo que grababa la cámara del despacho de Paul. El guardia que debía estar vigilando se levantaba a por algo de comer a una máquina expendedora así que ni siquiera vio como Paul le pasaba la nota al matrimonio.

Corinna leyó la nota. Y sonrío a Paul. Se la pasó rápidamente a André. En la nota ponía lo siguiente:

“ Hay una manera de encontrar a vuestro nieto. Pero dejad que el tiempo pase. Hay cámaras. Fingid.”


En ese momento todo parecía ser de color de rosa. Corinna sonreía a Paul con lágrimas en los ojos. Era difícil fingir. Antes de que los pillaran Paul reaccionó y dijo- Iros, por favor. No os puedo ayudar- ( guiñando un ojo)

Los ancianos se fueron de allí en silencio. Había buenas noticias. Solo había que esperar.

…………………………………………………………………………………………………………………

El día transcurrió de forma tranquila. Andy dormía en casa. Indiana se encontraba tranquila por saber que su hijo no tramaba nada. Alissa tuvo tiempo para dedicarse a sí misma. Parecía que las cosas en Hades volvían a solucionarse un poco. Al menos para sus realidades así lo era. Pero todavía quedaba un susto.

Se hacían las 12 de la noche. Hades dormía o comenzaba a hacerlo. Jack y Pierrot. Estaban en su cuarto, metiéndose en la cama y apagando las luces. Arriba en el desván, Eva estaba sentada en la cama.

Eva sacó de debajo de la almohada una bolsita llena de cocaína. El viaje hacia su casa no había sido en balde. Allí tenía droga guardada y no había dudado en volverse a enganchar. Abriendo la bolsa y vertiendo aquellos polvos en un espejo pequeño, se sentía sucia haciendo eso. Sobretodo cuando vio su rostro en el espejo donde iba echando la droga. Pero lo necesitaba. No era vital, pero si necesario.
Cuando se preparó para esnifar aquella raya que había hecho con agobio y nerviosismo se abrió la puerta del desván de golpe y subieron rápidamente Jack y Pierrot.

Pillaron a Eva. Ambos se quedaron atónitos. Jack habló:

-Eva… ¿por que?
-Dejadme, esto no es asunto vuestro.

Pierrot habló:

-Eva tendremos que tomar medidas con todo esto. Y no te van a gustar…

La chica se temió lo peor. Sabía de que medidas hablaba Pierrot: Llevarla al hospital de nuevo.



Continuará…

No hay comentarios:

Publicar un comentario