jueves, 30 de septiembre de 2010

CAPÍTULO 12: LA DESPEDIDA

Capítulo 12: LA DESPEDIDA

19 de Septiembre. 6:30.

Jack y Pierrot permanecían sentados en el porche de su casa en Hades. Habían pasado casi toda la noche turnándose por si volvía Eva pero no hubo rastro de ella. Amanecía en Hades y Alissa dormía en el sillón. Jack se acercaba a su novio para acomodarse en su pecho:

- Alissa sigue durmiendo. Mientras lo haga no tendremos que preocuparnos. (adaptando su cuerpo al de Pierrot)
- ¿ por qué no nos contaría esto antes?
- Era ella la que se había metido en problemas a nosotros no nos incumbía…
- Ya pero… todo esto nos afecta como habitantes de Hades y como amigos de Indiana.
- Cariño… sabes de sobra que Andy daba problemas; Todo el mundo aquí lo sabe.
- Si… ( pensativo)
- ¿ te ocurre algo? ( Dijo Jack cerrando los ojos) Es la primera vez que te noto preocupado y no estás antipático…
- Es miedo… creo que Alissa ha venido a abrirnos los ojos sobre este lugar… y todo lo que está pasando… Nadie sabe como va a acabar. Imagina que Andy consigue salir.
- No. Paul estará ahí. No te preocupes…
- Y Eva..
- Déjala… Ella sabrá lo que hace… ( mirando al vacío).

Entonces alguien apareció de dentro de la casa. Alissa estaba despierta y lo único que soltó por su boca fue- Tengo que despedirme de Indiana-
--------------------------------------------------------------------------------------------------------

19 de Septiembre 7: 00

Indiana estaba tan nerviosa que no podía parar de dar vueltas por la casa. ¿Donde estaría Andy? Su hijo sabía perfectamente que ella se iba esa misma mañana. En ese mismo instante. La casa crujía con cada paso que daba como si su cuerpo transmitiera en la madera la cantidad de nervios necesaria como para que hiciera ruido. Lo tenía todo listo. Pero faltaba los mas importante. Despedirse de su hijo aunque sabía que lo iba a ver pronto pero quería decirle unas palabras. Recordarle que Ellie estaba allí mismo.

El timbre sonó. Abrío. Allí estaba Paul y el encargado de la zona B. Paul habló:

-¿ Estas lista?
-Si. Solo que… Bueno nada.
-¿ Y Andy? ¿ como se lo ha tomado?
- El no está… Me tiene preocupada…

Paul entonces miró a la lejanía para no mostrar la cara de algún sentimiento que solo conocía el.

-Paul ¿ puedo encargarte una cosa? ( Dijo Indiana con lagrimas en los ojos)
-Sí claro.
-Si ves a Andy. Dile que Ellie está en Hades. Y que yo misma estaré con ella viviendo allí; que venga a verla.
-Se lo diré. No te preocupes. ¿ Quien es Ellie?
- Simplemente díselo y por favor… Cuídalo. El está perdido en este sitio. Y la única que lo ha intentado guiar soy yo. Le va a costar mucho.

Paul pensó y luego contestó:

-¿ Crees que no está aquí porque no quiere despedirse de ti?
-Si, eso es lo que creo…

Paul lo sabía todo. Sabía que por petición de Airine Andy iba a ser arrestado para abrirle una investigación. Sabía lo que tenía que hacer. Y no lo sabía nadie nada mas que dos agente de seguridad. Entonces Paul le pidió a Indiana que abandonara la casa y subiera al coche. La pobre mujer soltó una lagrimita y luego subió a todo terreno. Se acordó de Alissa que era la única que sabía que se iba ese día. Era raro que no hubiera aparecido por allí. Pero supo que tendría otras cosas que hacer. No se preocupó ya por nada. El coche estaba en marcha y lo único que podía hacer era resignarse. Ellie la esperaría al otro lado para ayudarla con las maletas y cajas. Entonces agachó la cabeza pero no quiso dejar de mirar por la ventana por si veía a alguien.

El coche recorría la calle que iba directamente a la puerta gigante que separaba ambas zonas. Todavía recorría lentamente la calle donde Alissa vivía. Entonces miró hacia abajo buscando un pañuelo en su bolsillo y en ese instante no pudo ver andando a Alissa, que cojeaba. Jack y Pierrot en dirección casa de Indiana. Cuando volvió a mirar por la ventana no hubo rastro de ellos.

Lo que si observó fue a un chico que llevaba una chaqueta azul oscura y que andaba igual que Andy. ¡Que tontería, era Andy! Entonces suspiró y sonrío haciendo ademán de querer llamarlo. Se sintió muy alegre pero de pronto miró a Paul como queriendo compartir su alegría pero Paul la miraba serio. Entonces Indiana sospechó durante un momento y se hizo preguntas: ¿ Que le pasará ? ¿que esconderá? Luego esos pensamientos desaparecieron y se quedó satisfecha al ver a su hijo yendo dirección a casa. Y se fue camino de la zona B dejando una estela de recuerdos a su paso.





Alissa llegaba con los chicos a casa de Indiana. No veían a nadie. Debía haberse ido ya. Entonces cuando se iban a dar la media vuelta para irse. Alissa paró a la pareja:

- Esperad, veo movimiento dentro de la casa… Venid.


Los dos chicos siguieron a Alissa a resguardarse desde un lugar en el que pudieran observar sin ser vistos.

Entonces dos hombres con uniforme de Hades y con un par de pistolas en las manos salieron al porche de casa de Indiana y se quedaron quietos en la puerta. Esperaban a alguien, eso estaba claro. Entonces llegó Andy. Iba casi camuflado pero tanto Alissa como los dos chicos lo reconocieron de momento. Alissa les habló susurrándoles:

- A esto se refería Airine cuando decía que Paul se encargaría de todo. Veremos a ver lo que hacen con el.


Jack y Pierrot no sabían que decir pero se estaban dejando llevar por Alissa. Confiaban en ella.

Andy llegó a la puerta de su casa los hombres hablaron:

-Andy quedas arrestado por la seguridad de Hades.
Cogieron al chico del brazo. El entonces empezó a forcejear y a chillar: ¡Quiero ver a mi madre! ¡ Quiero ver a mi madre!. Uno de los agentes entonces le pegó un puñetazo en la boca y Andy empezó a sangrar por la nariz. Andy se quedó quieto durante un momento y entonces sacó un spray y roció la cara de los agentes con todo aquello. Los dos hombre corpulentos empezaron a chillar y a retorcerse de dolor y Andy aprovechó para escapar corriendo. Uno de los hombres cogió un teléfono y llamó a Paul.
Paul se encontraba en la zona B. Indiana entraba dentro de su nueva casa con Ellie mientras Paul permanecía cerca del coche. Al recibir la llamada se apartó de allí y comenzó a hablar con el agente que lo había llamado:
- ¿ Que ocurre?
- ¡Ese hijo de Puta se ha escapado!
- ¿ Como?
- Nos ha atacado con un puto veneno para los ojos
- ¿ Que? ¿ De donde coño ha sacado eso?
- ¡¿ que coño hacemos Paul?!
- Ante todo discreción. No quiero que se arme un revuelo. Buscadlo y lo atrapáis. De todas formas seguro que se donde está. Id a casa de Airine Waddington; seguramente lo encontrareis allí. Si no arrestadla a ella.



Paul colgó y volvió como si no hubiera pasado nada. Los dos hombre corpulentos salieron en busca de Andy. Alissa, Jack y Pierrot no daban crédito a lo que había pasado. Jack preguntó- ¿ Ahora que hacemos? – A lo que Alissa le contestó-Nada. Esto es asunto de la seguridad pero hay algo que no me cuadra. Pierrot pensó que deberían volver cuanto antes por si acaso volvía Eva.

Volvieron a pesar de la incertidumbre que dejó el amanecer. Andy había escapado. Lo que llevaba a la desesperación suprema por parte de quienes supiesen que el quería salir. Alissa nada mas llegar a casa de Jack y Pierrot quiso que subieran al desván por si encontraba algo que le ayudase a saber donde estaba Eva. Justo cuando llegó se dejó caer en la cama donde la susodicha había dormido noches anteriores y se puso a llorar. Estaba todo perdido. Sus esperanzas, que desde que llegó a allí, se habían alejado de sí misma para preocuparse exageradamente por los demás habían sido perdidas: Eva, Andy, Indiana… Todo estaba mas desordenado de lo que lo quería poner.

Lo mismo era culpa suya por intentar mover los hilos que no debía. Al fin al cabo ¿quien es tan tonto como para llegar y creerse que puede ayudar a los demás? Ella. Creía que podía superar las barreras de los que la rodeaban para sí sentirse mas a gusto consigo misma. No podía más…

Pasaron las horas. La tarde se iba reflejando en la espalda de Alissa que tumbada en la cama intentaba pensar con claridad. No se le ocurría ninguna solución para Andy. Se lo imaginó todo como el final de los finales. Había imaginado como un impulso le llevaba a atravesar la barrera que separaba zonas A y B y decirle a Indiana que su hijo estaba en peligro pero sabía que era algo que no podía ocurrir. También había pensando en buscar a Andy por su cuenta pero ¿ y si no o encontraba? Parecía que todas las posibles soluciones eran impedimentos que seguramente podrían entorpecerlo todo y además estaba empezando a creer en la suerte, y ella no se consideraba en ese instante un amuleto precisamente.

*Aquella tarde no sabía que iba a ser de mi vida. Ahora miro a la ventana de la habitación en la que estoy con un espíritu tan diferente que parezco otra persona. Estaba tan encajonada en unas ideas que la mas simple de ellas todavía no había llegado a mi cabeza. Pero eran las 6 de la tarde cuando decidí hacer el ultimo recurso que me quedaba: Hablar con Paul; y lo mejor de todo es que dio el resultado que quería pero no el que esperaba.


Alissa salió corriendo del desván diciendo que volvería pronto. Camino del despacho de Paul pasó por casa de Airine para ver si estaba pero no halló respuesta y se fue con paso ligero. De lo que no se percató es que alguien desde dentro de la casa de la chica joven la observaba una mujer mayor.

Entonces Alissa llegó al despacho de Paul. Había un guardia en la puerta:

-¿ Puedo hablar con Paul?
-No… Está reunido…
-Uhmm

Alissa se separó de la puerta y entonces pillando un poco de carrera empujó al hombre y abrió la puerta. Paul estaba hablando por teléfono pero al verla colgó rápido y le hizo un gesto al guardia antes de que este usara la fuerza para arrastrar a la joven:

-Paul ( mirándolo preocupada) ¿ Que está pasando?
-¿ Que ocurre? Uhmm Espera vente aquí, al punto muerto. ( La cogió de los brazos parecía muy sereno) ¿ Que ocurre?
-Paul, ¿y Andy?
-¿ Andy? ¿ Que pasa con Andy?
- Se que lo sabes Paul, lo se todo. No me trates como a una tonta por favor, se lo que ocurre pero ¿y Andy?.

Paul se quedó callado y se puso un poco borde:

-¿ Entonces por qué preguntas?
- Quiero saber que le vais a hacer…
-Nada que te podamos decir…( serio yendo hacia el escritorio)
-¿ Que? Mírate . No te reconoces ¿ verdad?
- ¿ Sabes Alissa? A veces usamos mascaras…
-No me vengas con el rollo ético, Paul por favor…dímelo…

Paul entonces se sentó e su silla y habló:

-Es curioso como cambian todas las cosas.
- Como cambias tu… ( con los ojos llenos de lágrimas)
- Andy no va a sufrir ningún daño…
-Ya… ( sarcásticamente)
- Te lo puedo prometer…
-Mejor no, no te iba a creer de todas formas… ( soltando una lágrima por su mejilla)
- Pensaba que confiabas en mí… ( cogiendo una carta y metiéndola en un sobre)
-Tu mismo me enseñaste a no confiar en nadie.¿ no? Aquí hay buenos y malos… tu mismo lo dijiste…
-Quiero hacerte unas preguntas Alissa. Esta vez como psicólogo…
-¿ A que juegas?
- Contéstame y luego yo contestaré a todas tus preguntas…
-Mientes…
-Siéntate y te lo explico…
-¡No!...
-Hagamos otra cosa entonces. Son dos preguntas. Por cada respuesta te regalo un secreto.
-¿ Que secreto?
- Mis dos secretos…( cerrando el sobre cuidadosamente con la mano)
- ¿Y que saco en conclusión de todo esto?
- Se que mucho. Pero tendrás que hacerme un favor cuando lo sepas. Tienes que ayudarme…Verás; Imagínatelos como pequeños paquetes de regalo que dentro llevan sueños por cumplir.

Alissa empezaba a seguir su intuición y el juego que Paul le había propuesto.

- Y yo solo tengo que contestar a las preguntas… ¿ no?
- En efecto…
- ¿ que te parece? ¿ estás de acuerdo?
- Sí…

Alissa se sentó enfrente del y se echó hacia delante:

-Relájate mejor. No he dicho que fueran preguntas fáciles…
- ¡Vamos!
-Bien. Llevas aquí 2 meses…¿ no?
-Si…
- Y creo que eres la persona que mas ha evolucionado de este lugar…
-¿ En cuanto a qué?
-En cuanto a ti…a todo…
-¿ Eso crees?
-si, ¿o me equivoco?

Alissa se le saltaron las lagrimas y dijo con voz temblorosa:

-No…
-Entonces mi pregunta es la siguiente: ¿ Crees que si estando fuera hubieras pensado de la forma que has pensado aquí dentro? Me refiero superando todo eso que has superado, a la gente que has ayudado; ¿ Crees que hubieras cambiado? ¿ Como ahora?
- ( rompiendo a llorar) ¡ Si!. Fui una estúpida pensando que esto me iba a cambiar…
-Alissa. Te ha cambiado… pero podrías haberlo hecho fuera también…
-¡No!
-Bien…
-¡Tu secreto!
-Ya, ya… voy…

Paul cogió la carta que llevaba manipulando un rato y entonces escribió algo en el reverso el sobre y se lo enseñó a Alissa. La chica entonces no comprendió nada. Había dos nombres escritos. Supuso que eran los que Irian a recibir esa carta:

-No entiendo nada. No se por qué pone ahí los nombres de André y Corinna…
- Lo sabrás dentro de poco. Pero necesito que les des esta carta y te diré que contiene información muy importante que no debe saber nadie. Yo me he tomado la molestia de ayudarles porque me considero un antisistema.

- ¿Antisistema?
- Considera sistema toda la ciudad que te rodea.
- No entiendo nada Paul.
- Te lo contaré cuando todo pase…Esta noche.
- ( Secándose las lágrimas) ¿Y cual es la segunda pregunta?
- Bien. Es mas sencilla pero quiero comprobar algo…¿ te arrepientes de estar aquí?
- ¿ En Hades?
- Sí
- A veces sí otras no. Por ejemplo, hoy es uno de los días que desearía no estar aquí. Pero te juro que hay mas días que deseo tirarlo todo por la borda que días en los que me siento a gusto…
- ¿ Por que?
- ¿ por que?... porque. Paul en estos días me estoy dando cuenta de que Hades es algo que no comprende ni el propio jefe de seguridad. (señalandolo)
- Tienes razón… Pero quiero que me seas sincera…¿ Te arrepientes de verdad?
- Ya te he contesta-( es interrumpida por Paul)
- ¡Se sincera!
- ¿ que? Te he dicho que… ( volvía a ser interrumpida por Paul, que esta vez gritaba)
- ¡¡Se sincera!!¿ Te arrepientes? (levantandose de la silla)
- ¡¡No!! ( rompiendo a llorar)
- ¿ por qué?
- ¡¡Por que nunca te habría conocido!!

Un silencio llenó el despacho. Alissa lloraba. Se había confesado; Mas que eso: Se había abierto en canal, se había arrancado el corazón de cuajo y dado en ofrenda a Paul. No podía dejar de llorar. Paul habló:

-Bien… Mi segundo secreto y que debes guardar es que todo esto, incluyendo a Andy, va a tomar un camino diferente. Alissa…¿ Me escuchas?

- Si…
- Alissa esta noche voy a ayu…( Pero fue cortado por un ruido ensordecedor)


Ese ruido venía de la puerta de su despacho que se abría de golpe. Los dos guardas que casi atrapan a Handy traían al joven con un ojo morado e inconsciente. Alissa se levantó de un sobresalto. Estaba impactada. Andy estaba delante de ella y entonces todo cobró un sentido. ¿Como no había caído antes?. Paul la estaba entreteniendo para que viera que Andy llegaba salvo y ella misma se diera cuenta de que Paul también había estado usando una máscara. Y que seguramente lo que le quería decir era: Alissa esta noche voy a ayudar a Andy a escapar. Porque eso era lo que ocurría allí. Hades no era un buen sitio.

Entonces se mantuvieron la mirada durante unos segundos ambos, cómplices y Paul le hizo un gesto queriendo decir ago así como: ¡Vete!

Alissa salio corriendo de allí. Esa noche tenía mucho que pensar sobre su futura vida, seguramente, muy lejos de Sudáfrica. Seguramente muy lejos de Hades.

1 comentario: