jueves, 23 de septiembre de 2010

CAPÍTULO 11: COMIENZA LA CUENTA ATRÁS

CAPÍTULO 11: COMIENZA LA CUENTA ATRÁS

*19 DE SEPTIEMBRE. 23:50 HORAS.

Andy se encontraba sentado, mirando a alguien que desde la oscuridad se acercaba a el. Sabía que alguien discutía pero no podía apreciar las siluetas. Entonces alguien se le acercaba y conforme lo hacía iba apreciando todo lo que iba a ocurrir en un par de segundos. Respiró lo mas fuerte que pudo e hizo ademán de levantarse.
Para contar lo que realmente le ocurría a Andy debemos remontarnos a 2 días antes. Para comprenderlo todo hay que volver al pasado. Y cuando estemos en el pasado caminaremos hacia el futuro hasta que se haga presente.
Comienza la cuenta atrás.

*17 de Septiembre. 7: 45 horas.

Indiana, se encontraba junto con Ellie, paseando en la zona B. Iban camino de la futura casa de Indiana. Ellie había convencido a Paul y los guardias para que dieran un paseo juntas:

-¿ Como está Andy? ( Preguntaba Ellie)
-Oh! Bien, Ha cambiado mucho desde que ocurrió todo.
-¿el que?
-Bueno, dejaste de Escribirle y empezó a obsesionarse con la Idea de que estabas fuera…
- Lo se, pero no dejé de escribirle por nada. Sino porque sabía que nunca lo iba a volver a ver… Fui olvidándome de todo pero a la vez sigo recordando.
Indiana la miró con bondad y luego contestó:
- Está destrozado por mi ida. El cree que no volverá a verme…
- Pero si puede. Créeme, soy la ahijada del jefe de seguridad de esta zona. Haré lo que sea…

Indiana comenzó a sollozar: y se sentó en el tranco de las escaleras de una casa.

-No sabes lo que esto me afecta. He pasado un par de años tristísimos. No se los deseo a nadie. ¿Sabes? Quiero a Andy, pero en muchas ocasiones se ha convertido un rival a quien he querido fastidiar. Y ahora en cierto modo, cuando se ha arreglado todo , me voy ( mirando a la chica) y apenas me arrepiento de lo que voy a hacer.

-¿ por que? ¿ Que ha hecho Andy?
- Quería escaparse de Hades. De hecho lo ha intentado alguna vez que otra. La psicóloga dijo que quería llamar la atención por falta de afecto. Incluso por la ausencia de un padre. Ahora puedo estar tranquila, se que no lo va a hacer.
-¡Entonces! Indi. Relájate. Mmm ( Ellie miró hacia arriba) ¿ Sabes que te acabas de sentar en la entrada de tu futura casa?

Indiana se levantó y secándose las lágrimas sonrió como aceptando una bienvenida de aquel hogar.

- Y dime Indiana ¿ De cuanto tiempo dispones para quedarte aquí?
- Me han dicho que puedo quedarme un día. Hacerme con esto. Mañana tengo que volver a la zona A para hacer las maletas y el 19 tengo que volver, ya para quedarme aquí.
- ¡Perfecto! Pasaremos el día juntas.

El día pasó sin ningún problema para los habitantes de Hades. El verdadero susto comenzó el día 18 Cuando Alissa tocó a casa de Jack y Pierrot para visitar a Eva.


*18 de Septiembre. 9:00 Horas.

Jack y Pierrot hablaban con Eva y llegaban al acuerdo en que esa tarde iban a ir a hablar con el que pasaba las drogas. Ella se encargaría de ser el gancho. El timbre sonó y abrieron. Alissa sonreía de oreja a oreja:

-Hace una mañana maravillosa de Sábado. ¿Por que no estáis dando una vuelta?
-Porque tenemos asuntos mas importantes que resolver. ( Dijo Jack)
-¿ Que?
-Pasa…

Alissa extrañada pasó y vio a Eva sentada en el sillón siguiendo atentamente las ordenes de Pierrot.

-Buenos días chicos ¿que hacéis? ( Dijo Alissa sonriendo de nuevo)

Eva se dio cuenta de la presencia de Alissa así que rápidamente se calló y saltó del sillón a abrazarla, lo que hizo que Alissa sospechara:

-¿ Que está pasando aquí?
-Nada. Solo es Pierrot, que cree que puede domarme. ( dijo Eva)
-¿Domarte? ( miró Alissa a Pierrot)

Pierrot miraba serio al suelo y luego a Jack. Este lo único que hacía era esconder la expresión del rostro e intentar parecer lo mas natural posible pero no lo conseguía.

-¿ Que pasa? ¿ por qué os miráis así?
-Tenemos algo que contarte ( Dijo Jack)
-¿ El que? ( La sonrisa iba decayendo)
-No te lo habíamos dicho antes porque no queríamos que cometieras alguna locura.
-¿Locura?
-Si. Bueno. Eva… ( a Pierrot le costaba arrancar) Eva tiene problemas.
-¿ De que tipo?
-Con las drogas…
-¿ Como?¿ donde has conseguido mas? ( regañandola)

Eva habló:

- Alissa, se que me ayudaste, y me ayudas…
- Y te ayudo ( alterándose)
- Y me ayudas… pero ( llorando) me tienen torturada. No hacen otra cosa que torturarme.
- ¿Torturarte? Eva eres tú la que se tortura… No los demás…
- Alissa, déjale hablar ( dijo Pierrot)
- Tengo dinero,¿ lo recuerdas? ¡Me daban dinero en el laboratorio!
- Si, ¿ pero y que?
- Tenía guardado en casa y una noche escapé de aquí. Necesitaba Chutarme. Fui a comprar pero ellos me descubrieron.
- ¿ Y por qué no lo dijisteis? ¿ Hace cuanto?
- No lo se, no queríamos que se te ocurriera revelarte.
- ¿ Revelarme? ¿ Y que se supone que vais a hacer vosotros? ¿ Nada? ¿ Estaros quietos?
- No, ya hemos tomado cartas en este asunto y Paul nos ha ayudado a decidir.
- ¿ Paul? ( mirándolos como queriendo matarlos)
- Nos ha dicho que nos debemos tomar nuestra propia justicia. El no puede hacer nada.
- ¿ Que semejante ser hace eso?
- ¡Alissa no te enfades! ( dijo Eva)
- No, es Paul… ¡¿Como puede hacer vista ciega a tan semejante trama en este lugar?! Voy a ir a hablar con el inmediatamente..
- Alissa ¡¡no!!( Dijeron Jack y Pierrot al unísono)
- Lo siento, pero esto tiene que acabar… Estoy harta de confiar. Vosotros mientras haced lo que tengáis que hacer, pero estoy muy enfadada con vosotros.

Alissa salio disparada de la casa y poniéndose la rebeca se dirigió al despacho de Paul.

*18 de Septiembre. 11: 00 horas.

Paul no pudo recibir a Alissa hasta las 11 de la mañana. Ella entró violentamente en el despacho:

-¿ Que sois? ¿ Que coño sois? ( dijo ella enfrente de el)

Paul rápidamente cerró la puerta y bajó las persianas. Se fue hacia Alissa y la besó pero ella se desprendió de el y lo abofeteo.

- Te recuerdo que no soy tu ex mujer, Paul. Se en que momento no fiarme de la gente.
- ¿ Que mierda dices?
- ¿ Que? ¿ De pronto todo te da igual? Se te ha olvidado que hay una cámara?
- No, no nos ha visto, esto es un punto muerto.
- ¡Cállate la boca!
- ¿ por qué vienes tan agresiva?
- ¡¡¡Cállate la boca!!! ( Alissa nunca había estado tan agresiva en su vida)
Paul la miró asustado:

- ¡¡Me vas a escuchar bien Paul!! y me vas a contestar a lo que te pregunte!
- Alissa sabes que no puedo…
- ¿ Como? ¿Desde cuando? Paul defínete. Aquel día que hablamos tu y yo a solas en esta consulta dijiste que te sentías mal aquí pero no dijiste por qué. ¿ Y ahora de pronto vienes lamiendo culos?
- ¡¡¿ y que coño hago?!! .¡¡mi vida aquí es una puta condena!! No he salido de aquí en años. No se como es el puto mundo exterior. Nada mas que por lo que veo en la televisión. ¿ Crees que tu vida es mejor que la mía?

Alissa lo miró cabizbaja y contestó a punto de llorar:

-¡No! Pero todos tenemos derecho a respuestas.
-Yo también Alissa, y tengo las justas.
-¿ Por qué dejaste a Jack y Pierrot solos en el asunto de Eva?
-¿ Y que querías que hiciera?
- ¿ que? ( Alterándose de nuevo) Eres el puto jefe de seguridad…
-¿ y que hago? ( susurrando) ¿ una trama de corrupción que me perjudicaría hasta a mí?
-Estas metido…¿ no?
-No, pero por el simple hecho de encubrir las cosas ya me sentenciarían en un juicio a años de cárcel.
-Joder, joder ¡joder! ¿ Te escuchas?
- Lo siento ( Paul denotaba vergüenza)
- ¿y que coño hacemos?
-Lo que van a hacer Jack y Pierrot: Tomar la ley ilegal. Hablar y negociar.
- Paul, me estás decepcionando… ( con lagrimas en los ojos)
-Te diré algo que te hará comprenderlo todo…¿ Recuerdas a la psicóloga que se te asignó en tus primeros días?
-Sí…Que eso es otro asunto, su truco de escapismo.
-¿ Por qué crees que soy yo ahora el psicólogo?

Alissa no supo contestar así que Paul de nuevo le dio otra pista señalando a la cámara que vigilaba el despacho. Entonces Alissa recordó la ultima conversación que tuvo con la psicóloga:
---- ( recordando)
-Alissa, sabes que puedes venir cuando quieras… estoy aquí para ayudarte. Además si no colaboras te sacarán lo que tramas a la fuerza.
----
Recordó que aquella frase se le quedó marcada pero no sabía que tenía tanto bolo. Y vaya que si lo tenía. Paul habló:

-Yo sustituyo a esa mujer por que se fue de la lengua contigo. Dijo cosas que no debías saber.
- ¿ pero qué quería decir con todo aquello?
-Lo que dijo… Se pasó. Pero decía la verdad…
-Dios mío… ¿Donde me he metido?
-Lo mejor es que no te metas en problemas. Por esta vez, te diría que ayudaras a Jack y Pierrot. Pero no hagas nada de lo que puedas arrepentirte.

Alissa lo miró asustada y con las mismas salio del cuarto diciendo:

- Paul, hablaremos pronto.

Y desapareció del despacho en dirección a casa de Jack y Pierrot.


*18 de Septiembre. 15:00 horas.

Airine había terminado de almorzar. Había comido poco por los nervios. Estaba feliz porque faltaba un día para que Andy se la llevara con ella. Lo habían tenido en conversaciones anteriores:

- Airine, ¡Tu vendrás conmigo! Saldremos de aquí. Pero necesito tu ayuda.
- ¿ Que necesitas?
- Necesito que hables con un hombre. Un hombre que vive lejos…

Airine hizo durante todos los días que iba a visitar a Andy, todo lo que el le pedía. Si no lo hubiera hecho se hubiera sentido mal.
La chica, llegando a casa de Apolo se dio cuenta de que la puerta estaba entornada. Se dispuso a entrar pero la voz de Apolo que tronaba desde el sótano la frenó. Era una conversación entre El y Andy:
- Se que es complicado pero no puedo acompañarte. Mi plan es ayudarte, si, pero también tengo mis propios planes. No te lo había dicho pero mi plan es---------------------


( Por razones argumentales todavía no puedo exponer el plan de Apolo. Sería destripar una trama importante para el lector)

-¿ Entonces? ¿ No saldrás? ( dijo Andy)
-¿ Con cuanto tiempo crees que dispondrás para desarmarlo todo desde fuera.?
-Eso no lo se… Lo importante por el momento es salir.
-Recuerda, chico que cuando estés fuera no podrás dar señales de tu plan.
-Tranquilo, me verás en las televisiones de la sala común.
- Espero…Entonces será cuando yo actúe.

Andy le sonrió… Apolo volvió a preguntar:

- ¿ a ella le has dicho algo ya?
- ¡No! Y no creo que lo haga.
- ¿ Y cuando llegue el momento?
- Pues me iré y ella se enterará después…
- Ten cuidado…
- Bah! Traquido. Confía en mí… es demasiado tonta.
- Por cierto…¿ A que hora venía?
- A las 3 y media… ¿por?

Apolo miró el reloj y eran las 4 de la tarde. Entonces mandó a Andy subir. Cuando el chico llegó arriba se encontró la puerta cerrándose poco a poco, como si alguien estuviera tirando de ella muy despacio y en sigilo. Andy se acercó muy en silencio esperando sorprender a alguien al otro lado pero cuando tiró de la puerta fuerte no encontró a nadie. Ni un alma que asomara por la calle. Entonces cerró y volvió abajo, hacia el sótano.

Pero la verdadera realidad es que Airine estaba escondida en uno de los setos. Se había enterado de todo. No la iban a llevar con ellos. Ello nunca había sospechado de aquello pero tenía todavía tiempo de correr a algún lado¿ pero a donde? No sabía si ir a casa de Alissa, si contárselo a Indiana o correr al despacho de Paul.
Ante todo necesitaba discreción. No podía decírselo a Indiana, porque podría cometer la pobre mujer alguna tontería. Además sabía que se iba al día siguiente a la zona B. Lo mejor era solucionarlo sin que ella pudiera entrometerse.

Se decidió por fin. Iba a hablar con Paul. El era jefe de seguridad, podría ayudarla.

El plan de Andy ahora corría peligro. Para Airine pronto se acabaría todo. ¿Como había podido ser tan tonta? ¿ Como podía haberse creído semejante tontería? En ese mismo momento se dio cuenta de que el deseo la había cegado tanto que no había tenido en su mente la mas mínima idea de que Andy lo engañaba. De pronto se detuvo por el camino y pensó que no podía hacerle eso. Lo quería demasiado. Dudó durante unos minutos y luego volvió a iniciar la marcha.


*18 de Septiembre 18: 00 horas.

Alissa decidió acompañar a Jack, Pierrot y Eva. Al fin al cabo era su responsabilidad. Eva había quedado con el hombre que le pasaba las drogas detrás del mismo restaurante de siempre; junto a los cubos de basura.
Y allí se encontraban. Nuestra protagonista y los dos chicos estaban escondidos al otro lado de la esquina esperando una señal de Eva. La tensión era palpable en el ambiente. No sabían donde se habían metido, ni tampoco querían pensarlo mucho. Se sentían unos delincuentes. Era algo tan irreal que estuvieran haciendo ese tipo de cosas con tal de ayudar a una “desconocida”. Pero allí estaban. Aquel hombre llegó por fin:

-¡Anda! Bella. ¿ Que tal? No esperaba verte tan pronto. Creía que vendrías mas tarde. ( dijo el hombre abriendo la compuerta del camión)

-No… Necesito llegar pronto a casa. ( temblando y nerviosa).
-¡Bien! ( El hombre la miró de forma analítica)
- tengo que decirle algo…
-¿ que? ( mientras buscaba dentro del camión la mercancía)

Aprovecharon para salir los tres ocultos. Entonces se metieron las manos en el bolsillo y sacaron unos pasamontañas que se pusieron rápidamente. Pero algo ocurrió entonces: Eva salio corriendo sin avisar. Eso no estaba en el plan. Eso no se había acordado. Jack y Pierrot comenzaron a llamarla a gritos y posteriormente salieron corriendo tras ella. Alissa se quedó sola y cuando el hombre salio de dentro del camión con una bolsa de cocaína ella le pidió que se quedara quieto. Alissa entonces se dio la vuelta y vio como Jack y Pierrot se paraban porque Eva había desaparecido. El hombre entonces cerró el camión rápido y se fue para la cabina, entró y cerró con el seguro. Comenzó a arrancar el camión. Alissa entonces se enganchó a la puerta y empezó a chillarle. La cara casi se le desencajaba.- ¡¡Sabemos quien eres!!- Decía. – ¡¡Sabemos quien eres!!- Y antes de que el camión la tirara dijo- ¡¡tendrás problemas!!- Y seguidamente cayó al suelo y al caer su tobillo se torció y no pudo levantarse. Jack y Pierrot llegaron al instante. No comprendían que había pasado pero todo eso le superaba. Alissa no podía levantarse por el dolor en el tobillo y ambos chicos tuvieron que cogerla y llevarla a casa. El plan había salido mal pero al menos aquel hombre se había quedado con la idea o con el susto de lo que debía o no hacer la próxima vez. Las cámaras habían captado a Eva corriendo pero la chica tuvo suerte ya que en ese justo momento Paul entraba en la sala de cámaras. Iba a dar ordenes. Airine ya había hablado con el y había que actuar tras una breve deliberación.

*18 de Septiembre. 19: 30 horas.

Alissa permanecía acostada en el sillón de la casa de los chicos. Todavía estaban impactados. ¿ Por qué Eva habría tomado esa decisión? ¿ Que tramaba?.

Sonó la puerta. Alguien tocaba. Jack se levantó a mirar por la mirilla. No reconocía a la persona que estaba al otro lado. Era Airine:

-¿ Está Alissa?
-¿ Quien eres?
-¿ y tu?
-Jack…
-Yo Airine.
Alissa escuchó la conversación desde el salón y dijo- ¡Dile que pase!-

Airine entró y buscando como una loca a Alissa se sentó a su lado y hablaron:

- ¡Alissa! ¿ que te ha pasado?
- ¡Dios mío! ¿ que te ha pasado a ti? Parece que has visto a un fantasma.
- Vengo de hablar con Paul… He escuchado esta misma tarde una conversación entre Apolo y Andy. ( rompiendo a llorar) Diciendo que me iban a dejar aquí… que…

Alissa entonces se incorporó de forma rápida y miró a Jakc y a Pierrot como su acabara de descubrir el mayor de los tesoros.

- ¿ Que? …
- ¡No me van a llevar con ellos! Sucio rastrero. No quiero saber mas de ese niñato…
- ¡¡ ¿ A donde?!! ¿ A donde no te van a llevar?

Entonce Airine se dio cuenta de que había mentido todo este tiempo a Alissa y a Indiana. Y que les había dicho que no se iban a escapar a ningún lado. El problema crecía:

-Alissa se que no lo he hecho bien.¡¡perdóname!!

Nuestra protagonista no cabía en su sorpresa. Se dio cuenta de que todo era una farsa.

-Entiéndelo. Yo también he sido engañada. ¡Ese niño ha usado mis sentimientos como fichas de ajedrez!¡¡Pero ya está solucionado todo… ¡¡He hablado con Paul, tiene un plan; Ha llamado a las unidades de seguridad para detener a Andy mañana cuando se vaya su madre…

Alissa miró a Airine con ganas de ahogarla allí mismo con sus propias manos pero admitió que la chica había reaccionado pronto. Aun así estaba muy enfadada con ella. Desde su punto de vista había sido engañada por su propio topo. Si lo miráramos desde un punto de vista mas objetivo podríamos decir que Alissa tenía sus razones para enfadarse pero que Airine había mentido por amor. Y por amor, ya se sabe que a veces se comenten locuras.
Alissa habló:

- Lo importante ahora es avisar a Indiana. ( intentando incorporarse)
- ¡No! Paul ha dicho que mejor no decírselo. Podría cometer alguna tontería. Como ir detrás de su hijo buscando una explicación o cualquier cosa.
- Lo importante es que ahora les llevamos un paso de ventaja. ¿no? ( dijo Alissa autoconvenciendose).¡Dios mío! Esto es una locura. Indiana se va mañana por la mañana. ¿ Como vamos a estarnos quietos aquí? Sin que ella sepa nada del asunto.

Jack y Pierrot preguntaron:

- ¿ Que pasa?
- Chicos. Cuando pase todo os lo contaré… No se como coño me he metido en tantos follones en un día. Así que cuando pueda recuperarme del susto lo haré y entonces flipareis.
- Alissa, dime que no cometerás ninguna tontería… ( Dijo Airine asustada)
- ¡Cállate! No puedo si quiera despedirme de mi amiga antes de que se vaya…¡Me debes una Airine! Cuando todo esto acabe hablaremos!


Alissa entonces se tumbó de nuevo y se puso a darle vueltas a todo. No sabía coo solucionarlo pero el hecho de que ella estuviera postrada ahí con dolor de tobillo y que Paul fuera a actuar solo era una señal de que debía estarse quieta. Pero no podía. Había sido confidente de Indiana y no quería dejarla así.


*18 de Septiembre 23:00

Indiana estaba en camisón en su cuarto mirándose en un espejo. La luz de la lamparita de la mesita de noche de reflejaba dándole un aire espectral. Estaba esperando que su hijo llegara a casa para darle la noticia. Tenía que contarle que Ellie seguía en Hades. Para aquellos que estéis leyendo adelanto que Andy no volvió a casa antes de que su madre se fuera. Volvió después. Pero eso es otro asunto que resolveremos mas adelante.

Y allí estaba Indiana. Esperando, con las maletas al pie de la cama. Sin sospechar nada. Se miró al espejo y movió los labios diciendo algo pero solo lo entendió ella. Debía acostarse. Faltaban 8 horas para despedirse de todo eso.

------------------------------------------------
Continuará…

No hay comentarios:

Publicar un comentario