jueves, 7 de enero de 2010




UN DÍA TE LEVANTAS, TE MIRAS AL ESPEJO Y VES QUE LO QUE HA CAMBIADO NO ES EL AÑO, SINO TÚ.

1 comentario: